Puntos de interés

 

Font de la Plaza

La fuente de la plaza de España, construida en 1786, siendo alcalde Don Francisco Iborra, guarda semejanza estructural a otras de mediados del s. XVIII. Mantiene la planta octogonal, y dos vasos, uno de ellos con ocho caños adornados con cabezas de león. La fuente estuvo coronada con un remate metálico en forma de aguja.

En una época en que el abastecimiento de agua para consumo se realizaba a través de las diferentes fuentes públicas, éstas adquieren una gran relevancia, siendo lugar de encuentro del vecindario que acudía con sus cántaros a por agua. El agua, procedente de un nacimiento cercano a la población (El Bull) llegaba a esta fuente a través del acueducto árabe L’Arc  y una red de acequias, derivando el agua sobrante a balsas de riego.

Por su ubicación en el centro del municipio es testigo de los acontecimientos más relevantes de la sociedad agostense como la dansa de las fiestas Danses del Rei Moro, el Arranc de festa de Moros y Cristianos, entre otros.

A través del tiempo ha sufrido distintas transformaciones. A finales de la década de los sesenta, respondiendo a un uso más ornamental de la fuente, se remodeló sustituyendo el remate metálico por dos nuevos vasos octogonales, conformando una estructura piramidal decreciente.

Finalmente, en el año 2000 se hizo una nueva reforma con objeto de recuperar el aspecto inicial de la fuente antes de la década de los sesenta, siendo ésta su vista actual.

 

Font de l'Abreuador

La fuente de l’abeurador, es la más antigua de Agost, se estima su construcción entorno a 1699. En ella, además de los usos mencionados (consumo de las personas y el ganado, y del lavadero) se utilizaba, también, para el abastecimiento de las primeras alfarerías que se ubicaban en sus proximidades. El aiguador era el encargado d’omplir la bota y llevarlo a las alfarerías para la elaboración del barro.

En la piedra de la fuente son bien visibles las marcas de apoyar el cántaro que muestran el continuo uso que se hacía de esta fuente.

No hace tanto tiempo que el cántaro ha sido una de las piezas más necesitadas en todas las casas. Aparece tanto en cuadros, como en dichos, refranes o adivinanzas populares. Algunos de ellos reflejan el uso cotidiano que se hacía de esta fuente:

Cantarilla

 que muchas veces va a la fuente,

 o deja el asa o la frente.

 

Font de l'Abreuador-Lavadero

El lavadero forma parte de una cadena, con las fuentes como primer eslabón. El agua procedente del nacimiento de El Bull  llegaba a la población por una canalización que salvaba la rambla del Barranc Blanc, gracias al puente conocido como l’Arc. Llegaba a la fuente de l’abeurador para el consumo de las personas y el ganado y la sobrante pasaba al lavadero.

 Actualmente el lavadero contiene cuatro pilas, siendo la más cercana a la fuente, la utilizada para enjuagar la ropa, dado que es la que mantiene el agua más limpia, y las otras tres pilas utilizadas para el lavado de ropa blanca, ropa de color y ropa especialmente sucia (personas enfermas, ropa muy sucia, etc.).

En su origen, el lavadero albergaba también dos pilas más, utilizadas para el lavado de la vajilla y para vaciado de orinales. Toda el agua sobrante se reutilizaba en el riego de las huertas.

Hasta mediados de la década de 1970, la falta de una red pública de agua, hacía del lavadero un punto de encuentro del vecindario, que acudía a lavar la ropa y otros utensilios como la vajilla. Constituía un lugar de bullicio y tertulia, que aún a día de hoy se produce entre algunas vecinas de la c/La Font y adyacentes, que acuden al lavadero con su colada.

Lavadero

 

Puente de l'Arc

Se trata de un puente árabe que hasta mediados del siglo XX, servía para que la conducción de agua del manantial de El bull salvara la rambla del Baranc Blanc y llegara a la población. L’Arc es una obra sencilla realizada con las piedras redondeadas que podrían encontrarse en el propio lecho de la rambla, sin embargo su recia construcción ha soportado diversas avenidas y crecidas hasta la actualidad.

comparte en tus redes