La gastronomía en la fiesta

Un recorrido por el calendario festivo y gastronómico de Agost, nos acerca a un universo pleno de sabores, olores y sensaciones de este pueblo mediterráneo. La gastronomía, tan ligada a la cultura festiva y a las diferentes tradiciones locales, nos identifica como pueblo. ¿Quién no ha disfrutado alrededor de un buen plato, en compañía de amigos y familiares? Las fiestas de Agost mezclan el sabor de sus tradiciones con el de los diferentes platos que componen la rica gastronomía de este municipio.

Nuestras fiestas más singulares, las Danses del Rei Moro incluyen un amplio abanico de la repostería de Agost: mantecados, rollos de anís, polvorones, tonyetes fines, almendrados, suspiros, buñuelos de calabaza,…endulzan estas fiestas, regadas con diferentes licores, entre los que destacamos la mistela. En estas fiestas tampoco pueden faltar los caramelos. Los anisetes son los más conocidos, ya que además de su consumo, constituyen una herramienta de lucha en forma de paperada durante el desarrollo de estas fiestas.

Paralelamente a las Danses del Rei Moro, Agost celebra las fiestas de Navidad. Las múltiples reuniones familiares alrededor de una buena mesa, invita a disfrutar de una rica gastronomía durante estos días donde adquieren un especial protagonismo especialidades dulces como las pastas caseras, turrón, toñas y roscón de reyes con chocolate a la taza.

Para el día 24 de enero, Agost celebra la onomástica de su patrona, la Virgen de la Paz. Cuenta la leyenda que Agost debe devoción a esta virgen por el milagro que procuró a nuestra población al conceder una copiosa lluvia que produjo una abundante cosecha. La gastronomía asociada a este día, aparte de las pastas caseras, es el cocido con pelotas. Este plato también es típico para el día de San Pedro, patrón de Agost, que celebra su onomástica el 29 de junio.

Para San José es típico celebrar el Día del Padre y el santo de todos los José y Josefa y los Pepe y Pepa, alrededor de un buen plato de buñuelos de calabaza.

El Día de la Vella se celebra el cuarto miércoles de Cuaresma. Agost celebra este día con las tradicionales “Velles” que los vecinos/as exponen a las puertas de sus casas. Son varios los platos típicos para este día, como por ejemplo las cocas para almorzar con aceitunas, habas tiernas, salazón, etc., el arroz con conejo, chuletas de cordero a la brasa y olla con trigo. Este último plato, cada vez está menos presente en la cocina agostera, ya que tiene un largo proceso de elaboración que contrasta con el ritmo acelerado de estos tiempos.

La Pascua está repleta de platos que se pueden compartir en las diferentes casas de campo. Conejo con tomate, tortilla de patatas, arroz con conejo y caracoles, constituyen las principales recetas para estos días. Por supuesto, como es típico en todo el territorio nacional, no puede faltar la mona de Pascua para acompañar a la merienda.

El Dia de l’Arc lo celebra Agost el tercer día de Pascua, siendo típico merendar en el paraje de las Tabaires. El Dia de la Creu también es un día para salir de excursión, en esta ocasión al paraje denominado la Creueta. En ambos casos, la excursión se acompaña con habas hervidas o tiernas y empanadillas.

Para las diferentes fiestas de los barrios, también es costumbre de los vecinos/as salir a la puerta de la casa y cenar en compañía de amigos y familiares en un ambiente festivo. Estas fiestas son San Roque el 16 de agosto, San Ramón el 31 de agosto y Santa Justa y Rufina el 19 de julio. Platos típicos son las cocas de aceite, pastas caseras, chocolate a la taza y toñas.

Por último, destacar algunas recetas típicas de los días de frío y lluvia. Todas ellas recetas para entrar en calor y combatir los días de invierno. Borreta con all i oli, gachamiga, giraboix y patatas hervidas y sardina asada con all i oli.

La coca a la pala es el plato estrella de la gastronomía agostense. No puede faltar a la hora del almuerzo de los jueves, día en que bares y restaurantes ofrecen este sabroso plato a sus clientes. Aderezado con diferentes ingredientes como salazón, queso, embutido, etc., constituye un plato de generoso sabor.

comparte en tus redes