Edificios de interés

Agost cuenta con interesantes elementos arquitectónicos de interés. Además de los elementos que enumeramos a continuación, es importante destacar el conjunto conformado por el casco antiguo, cuyo singular entramado de calles circulares que desembocan en la ermita de San Pedro situada en la cima del pequeño montículo tradicionalmente denominado del Castell, donde se ubica el casco urbano de Agost, configuran un paisaje urbano de gran valor. Destaca la relación entre el trazado urbano y la actividad de la alfarería, pudiendo observarse aún diversos hornos morunos que formaban parte de las antiguas viviendas-taller donde se desarrollaba este oficio.

Aprovechando este trazado y su relación con el mundo de la alfarería, se ha realizado la denominada “Ruta de la Alfarería”, que partiendo de la Plaza de España recorre todos aquellos puntos emblemáticos del casco urbano que guardan relación con la alfarería, tales como la fuente de l’Abeurador, la calle Alfarería, la ermita Santa Justa y Rufina, el Museo de Alfarería y las Balsas de Decantación y el “Terres dels Pobres”, antigua mina desde donde se extraía la arcilla.

 

Antigua Alfarería La Navá

Actualmente alberga un alojamiento rural denominado “La Fábrica” que es gestionado de forma privada. Mantiene los talleres y numerosos elementos de la antigua alfarería.

Clasificado según las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Agost como Edificio del Patrimonio Arquitectónico de Interés.

Ver mapa de localización

 

Chimenea de la antigua Cerámica San Ramón

Construcción industrial de los años 50 del S.XX. que formaban parte de la Cerámica San Ramón.

Clasificado según las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Agost como edificio del Patrimonio Arquitectónico de Interés.

 

Ermita de Santa Justa y Rufina

Fue construida en 1821 y está dedicada a las santas patronas de los alfareros. De planta casi cuadrada en ella destaca la cúpula cubierta con tejas verdes y amarillas, colores utilizados por los alfareros de Agost, y decorada con unas vasijas de las mismas tonalidades en los remates de la fachada. Esta situada en la calle alfarería y forma parte de uno de los puntos singulares dentro de la ruta de la alfarería.

Clasificada según las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Agost como edificio del Patrimonio Arquitectónico de Interés

 

Poner punto geolocalizado

 

 

Esta ermita es el ejemplo de las raíces alfareras de agost

En 1821 diez alfareros de Agost fundaron la Ermita de Santas Justa y Rufina que fue restaurada por la Conselleria de Cultura en 1995.

 ¿POR QUÉ CONSTRUYERON ESTA ERMITA?

Los alfareros fundaron esta ermita al librarse de un pago impuesto por el Barón de Cortes. Este hecho atestigua el desarrollo de este oficio artesanal, en un primer momento puede que de forma gremial en torno a la calle alfarería y cómo se organizaron para sacar adelante su oficio. La alfarería estaba arraigada en Agost y esta ermita fundada en 1821 es un ejemplo de ello.

Al leer los apellidos de los fundadores, comprobamos que muchos de los alfareros que hoy día trabajan en Agost,  son sus descendientes directos.

Destaca el tambor, un prisma de planta octogonal con ventanas en sus ocho frentes  que, en algún momento fueron cegadas. La morfología de la ermita no obedece a los cánones de la época, y parece ser que se inspiró en la Capilla de la Comunión de la Iglesia de San Pedro de Agost.  

Las esculturas de las santas no son las originales ya que éstas fueron destruidas durante la Guerra Civil. En este periodo la ermita dio cobijo a personas que no tenían donde dormir. La Sociedad de Alfareros se reconstituyó después del episodio bélico, y en sus primeros años sustituyeron las esculturas. Junto al altar hay dos placas conmemorativas de cerámica, una dedicada al alfarero Juan Boix Ivorra y otra que hace referencia al año en el que se acometieron reformas en la ermita (1912).

Las fiestas de Santa Justa y Rufina se celebran en Agost probablemente desde antes de la fundación de la ermita. En el siglo XX fue la Sociedad de Alfareros la que se encargó de los festejos. Y tras la última restauración de la Ermita se creó la “Asociación Santa Justa y Rufina” que es la que se encarga de organizarlos el 18 de julio.           

Si tiene material fotográfico, documental o de enseres, nos gustaría que se pusiera en contacto con el Museo para estudiar una posible reproducción, depósito o donación. Usted decide las condiciones de cesión y de acceso a este valioso conjunto documental

 

Iglesia de San Pedro Apóstol

Como la mayoría de iglesias del ámbito levantino, la Parroquia de Agost es el fruto de varias y sucesivas intervenciones que van desde su construcción a mediados del S.XVII hasta finales del S.XVIII. Cuenta con dos portadas, la portada de la Virgen (S. XVII) y la portada de San Pedro (S.XVIII). En el campanario destaca el conjunto de campanas realizado por Raimundo Roses en 1791. En el interior la decoración pictórica la Capilla de la Comunión constituye junto con Santo Domingo de Orihuela una de las mejores muestras del Barroco Alicantino.; y los bellos altorrelieves de los Evangelistas en el crucero (S. XVIII)

Está clasificado según las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Agost como Edificio del Patrimonio Arquitectónico de Interés. 

Incluir punto de geolocalización.

 

Antigua Alfarería Torregrosa / Museo de Alfarería

El Museo de Alfarería de Agost está situado en la antigua fábrica Torregrosa, edificio declarado bien de interés local. Esta fábrica es un alfar que data de finales del siglo XIX que funcionó como tal hasta 1975.

En él se conservan las estructuras originales de la fábrica: el taller con los tornos, secadero, balsas, horno “árabe”, etc. Se debe destacar que en la actualidad no existe ningún otro edificio de iguales características, ya que todas las alfarerías de la época han sufrido transformaciones que han modificado su estructura original. La actividad museística se inicia en 1981 cuando Ilse Schütz lo dota de una colección museográfica de alfarería local. Desde el año 2002 el Museo pertenece al Ayuntamiento de Agost y en el año 2007 comienzan las obras de rehabilitación del mismo.

Está clasificado según las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Agost como edificio del Patrimonio Arquitectónico de Interés.

Enlace a Apartado Alfarería

Museo Alfarería

 

Vias Verdes del Maigmó

En 1927 arrancaba la ejecución el ambicioso proyecto de unir Alicante por ferrocarril con Alcoi. El nuevo vial arrancaba muy cerca del apeadero de Agost, salvando las dificultades orográficas mediante túneles, viaductos y excavaciones llegó a Alcoi. Los trabajos se paralizaron en 1932 cuando estaban prácticamente concluidos a falta de tender las vías, y en 1984 se abandonaron definitivamente. Actualmente por el trazado por el que no llegaron a circular los trenes discurre una Vía Verde para uso lúdico con un recorrido de 22 km. desde el apeadero de Agost hasta el puerto de Tibi, en él existen dos viaductos, con una longitud total de 357 m. y seis túneles, con una longitud total de 1.520 m..

Clasificado según Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Agost como obra del Patrimonio Arquitectónico de Interés

Incluir geolocalización de la Vía Verde

http://www.viasverdes.com

 

Restos fortificados del Cerro de la Ermita

Edificado tras la reconquista cristiana, sufrió diversas vicisitudes que fueron deteriorándolo paulatinamente. Del viejo Castillo sólo queda el arranque de una torre y algún muro reutilizado en la ermita de San Pedro. Esta ermita en un principio debía ser una pequeña capilla del Castillo, que restaurada y reedificada en diversas ocasiones actualmente está cerrada al público. Desde el conjunto formado por el Castillo y la ermita se puede divisar una bonita panorámica del valle de Alicante, que alcanza hasta el mar; y hacia el interior con el Maigmó y el Ventós al fondo, y la llanura hacia la comarca de Les Valls del Vinalopó.

Clasificado por la Dirección General de Patrimonio como Bien de Interés Cultural (únicamente los restos del castillo)

comparte en tus redes